viernes, 29 de abril de 2016

Uso correcto de los portabebés

A lo largo de la historia de la humanidad, siempre se ha hecho uso de los portabebés. Actualmente, existen en el mercado una gran gama de portabebés, desde mochilas ergonómicas, bandoleras de anillas hasta fular, pouch, mei tai, etc.

Beneficios del porteo
  • Fortalece el vínculo afectivo entre padres e hijos.
  • Proporciona al bebé seguridad emocional y tranquilidad.
  • Favorece la lactancia materna.
  • Favorece el desarrollo cognitivo.
  • Favorece la elasticidad, el desarrollo de la cadera y del raquis del bebé.
  • Estimula el sistema vestibular.
  • Menor riesgo de sufrir plagiocefalia y cólicos del lactante.
  • Mejora los síntomas de la depresión postparto.
Criterios del portabebés

Un portabebés correcto y adecuado debe cumplir los siguientes requisitos:

1. Postura correcta y ergonómica: Se ha de colocar al bebé en una posición fisiológica, su espalda debe estar redondeada hacia delante en forma de C, las rodillas han de mantenerse por encima del nivel de sus nalgas con un ángulo de 90º, adquiriendo una forma de M. Esta posición protege el raquis cervical del bebé, evitando las posiciones demasiado forzadas y favorece el correcto desarrollo del raquis en su totalidad y de las caderas. Esta postura se conoce como posición de "ranita".


En el primer dibujo, las caderas se hayan en ángulo de 90º respecto al fémur, en esta posición la carga sobre la cadera es mínima y favorece su formación, la espalda está en forma de C, favoreciendo el desarrollo raquídeo. Sin embargo, en el segundo dibujo, la carga ejercida sobre las caderas es mucho mayor y  favorece la displasia. La fuerza ejercida sobre el raquis también es mayor y favorece la producción de lesiones.
2. Vías aéreas siempre despejadas.

En esta imagen se muestra la posición correcta que ha de mantener el bebé para que sus vías aéreas se encuentren despejadas.

3. El portabebés debe permitir poder ajustar al bebé para que este pueda ir debe ir  bien pegado al cuerpo del porteador y lo suficientemente alto para que el peso del bebé recaiga sobre las caderas del porteador y no sobre el raquis lumbar, evitando la sobrecarga de este.
4. Las cinchas de los hombros han de ser anchas y deben recaer sobre los hombros del porteador o sobre los hombros y el cuello, evitando la sobrecarga en el raquis cervical.
Ejemplo de porteo ergonómico con fular.
Referencias
http://redcanguro.wordpress.com
www.guiainfantil.com
www.kangura.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada